Teclópolis

«Había una vez: revistas se agitan al viento, una cámara Super 8 se arrastra sobre una mesa mientras una vieja frazada va y viene. De repente, un ratón. Luego, una civilización corriendo hacia su destino inevitable. La contaminación plástica ha llegado a tal punto que ni las más lejanas playas están a salvo».

Felipe Ibáñez conoció el proyecto de Javier Mrad en Barcelona y después de algunos experimentos la respuesta se presentó clara, inseparable de la familia tipográfica modular Galena que este diseñador había diseñado en 1995 en la Universidad de Buenos Aires.