Algunas de las ediciones de esta superproducción fotográfica narrativa están disponibles en formato digital y se pueden ver aquí. Si te gustan mucho, puedes descargarlas.

Coincidiendo con el cierre de su compañía de teatro y circo “Compagnie d’Énergie Électrique” con la que había hecho espectáculos en España, Francia, Suiza y Dubai, Felipe Ibáñez ya absorbido por el crecimiento de su revista Tela Magazine (que llega a distribuirse en los más prestigiosos museos de arte y boutiques de 11 países), crea un editorial fotográfico innovador y fuera de lo normal, para dar cabida a la gran cantidad de diseñadores independientes que demandaban un espacio de difusión.

Así crea la Fotonovela Fashion Freak, un editorial fotográfico narrativo que siempre difunde una reivindicación feminista mediante las aventuras de un personaje frívolo y consumista de la moda que con el tiempo evoluciona a fuerza de experiencias surrealistas.

Este es el comienzo de Fashion Freak (título inspirado en su historia como director de circo) que quiere expresar que “todos somos inesperados para la moda”.

De una primera edición realizada en el mundialmente conocido Boulevard of Broken Dreams (de la que no se conservan registros impresos ni digitales) que se distribuyó dentro de la edición número 3 de Tela Magazine y contó con la dirección de fotografía de Ramiro Larraín, se produce una segunda edición en diversas locaciones de Barcelona, como el hasta entonces poco fotografiado Parque del Laberinto.

Esta es una versión digital (reducida) de aquella segunda edición.

La tercera edición (producida en 2005) buscaba incorporar una mayor cantidad y sobre todo diversidad de propuestas de diseño de indumentaria. Y la historia tomaba carices que iban a total contracorriente de las tendencias de la moda hasta el momento. El número tres trata el desdoblamiento psicológico hacia la identidad erótica que se insinuaba en el episodio anterior en la psique de una protagonista sojuzgada por los mandatos del patriarcado. En esta producción de inferior presupuesto tuvo una gran distribución, que produjo una secuela (plagio) producida por la Secretaría de Cultura del mismo Ayuntamiento de Barcelona.

En esta edición se incorpora como co-director de fotografía Alex Amengual, quien continuará en este rol hasta la sexta edición, la última en Europa.

La gran repercusión del episodio anterior (junto con el rechazo del público al plagio que se había perpetrado en perjuicio del movimiento del diseño independiente) atrajo la participación de empresas y profesionales quienes, con su compromiso, patrocinio o apoyo, impulsaron una producción que supera consistentemente a las tres anteriores.

“Filmada” íntegramente en locaciones del Poble Espanyol de Barcelona, esta edición reflexiona en tono burlón sobre las raíces de la mentalidad represiva en un ámbito donde el poder arcaico utiliza los fondos del pueblo en su contra. El lenguaje y argumentos empleados en toda la saga mantienen una ligereza que le permitió alcanzar a públicos poco habituados a la lectura y frecuentemente intolerantes a este tipo de mensajes.

El rotundo éxito del cuarto episodio permitió un crecimiento aún mayor de esta producción, llegando a distribuirse dentro y fuera de la revista Tela Magazine, pero también a convertirse en la revista de distribución gratuita con mayor cantidad de ejemplares en Barcelona.

Este quinto episodio se produjo en el Parque del Tibidavo de Barcelona (un parque de atracciones de 120 años de antigüedad) y en él se incorpora una nueva protagonista quien penetra en la complejidad de las relaciones amorosas, buscando a su “hombre ideal” en un mundo surrealista y fantástico.

Al llegar a esta sexta edición la Fotonovela Fashion Freak era tan deseada por sus lectores como el festival, que ya se había realizado en Barcelona (con cinco jornadas de duración), París y Sevilla. Los diversos formatos de Fashion Freak desarrollaban la historia de cada episodio de modo que el público podía comprender toda la trama solo si asistía a todos los eventos y experimentaba todas las partes de esta experiencia transmedia.

La sexta edición de Fashion Freak se basa en “el infierno” como tema rector y en la fotonovela se fusionan mitos griegos con una historia original compuesta por diversos personajes que construyen una suerte de resistencia cultural ante la proliferación del “fashion”. Irónicamente se trata a la moda de “el cielo” y al diseño como su opuesto mitológico.

Este episodio se produjo en el plató de Zeferino (el croma más grande de Barcelona y uno de los más grandes de España) y en el pueblo y comarca de Vic (Catalunya). Con una superproducción técnica de magnitud cinematográfica se produjo la última edición de la Fotonovela Fashion Freak rodada en España.

La edición anterior de Fashion Freak se había realizado en Barcelona (convirtiéndose en el evento de moda más grande de la ciudad, con siete días y siete noches de duración), París, Madrid, Berlín y Buenos Aires (donde debuta con una programación casi tan grande como la de Barcelona). El crecimiento vertiginoso del proyecto en Argentina, la realización de una edición en Santiago de Chile y dos eventos en México y Bogotá, nos motivaron a cambiar de aires y, habiendo cumplido los objetivos en Europa, se despide del viejo continente.

La segunda edición de Fashion Freak Buenos Aires presenta formatos totalmente diferentes a lo anterior, realizando la primera transmisión en vivo (streaming) de un evento cultural por YouTube Live en Latinoamérica. Un certamen de diseño en el que se transmitió en vivo durante tres días a una docena de diseñadores en su proceso creativo. Además de diversos eventos y su ya consagrada pasarela de bailarinas.

En este contexto se produce la última edición de la Fotonovela Fashion Freak (la primera producida en América) con más de 300 profesionales participando en este nuevo experimento: un cadáver exquisito (técnica dadaísta de composición colectiva) de fotógrafos, diseñadores, peinadores, maquilladores y modelos no convencionales (sin estereotipos). Viajando en un gran catamarán por los ríos del Delta hacia el Río de la Plata este equipo llegó a la histórica Isla Martín García donde se realizó el experimento que dio contenido a este octavo episodio de la Fotonovela Fashion Freak.

Para su edición, Felipe Ibáñez diseñó una fuente tipográfica cuyos caracteres contienen a cada uno de los fotogramas que narran la historia (en dos niveles de texto, ya que además del relato argumental se puede leer un mensaje a lo largo de todas las páginas compuesto por los caracteres que contienen las fotos) de una guerra imaginaria del futuro en la que la isla solo queda poblada por mujeres y ellas reconstruyen la civilización retomando materias primas orgánicas y no contaminantes. En este caso, específicamente el bambú como base de la industria textil de un contexto tan distópico como deseable.

Luego de esta edición y de realizar el último evento de Fashion Freak con más de 460 profesionales en acción en Buenos Aires, el autor y director decide dar por terminada esta aventura, habiendo reunido en el camino a más de dos millones de espectadores inscriptos, decenas de cursos impartidos, dos posgrados y cerca de doscientos eventos que han servido para sentar las bases de distintas y mejores formas de difundir las disciplinas y productos vinculados con el diseño de indumentaria.

Todo comenzó con una pequeña fotonovela. Con una historia simple, romántica y apasionada. Fue su público (que siempre había sido menospreciado por los medios de la moda) quien tomó esta como su bandera y la izó como un suspiro de libertad.

Hazte mecenas con un click y recibe 6 libros editados por Felipe Ibáñez, cada 12 meses en tu domicilio. Además de otras valiosas recompensas y accesos exclusivos.