El gran luthier Wyatt Wilkie confía a Felipe Ibáñez el diseño de las etiquetas con las que identifica a sus instrumentos. Es así el cuarto luthier para quien trabaja este diseñador.

Se evoca al Art-Nouveau (como premisa de Wilkie) y la obra de Muchà, sobre un papel artesanal japonés. Las etiquetas han sido impresas en colores metalizados por serigrafía del gran Andy MacDoughall.

El arte, en un instrumento de perfección física (como el producto de la mejor luthería), es el mismo instrumento. Su ingeniero creador es con frecuencia y destacadamente en el caso de Wyatt Wilkie, un culto artista que sabe a qué universo (y lenguaje gráfico) pertenece su obra.

«Feliz de trabajar con maestros como Wyatt Wilkie o Sergio Raffaelli» Felipe.

Diseñado en Barcelona e impreso en Canadá.

Hazte mecenas con un click y recibe 6 libros editados por Felipe Ibáñez, cada 12 meses en tu domicilio. Además de otras valiosas recompensas y accesos exclusivos.