EARED significa accesibilidad electrónica en recursos educativos y es un posgrado creado por la doctora en comunicación Cris Ladaga y el prestigioso catedrático Antonio Bartolomé,  quienes lo dirigen conjuntamente en la Universidad de Barcelona.

El diseño accesible dispone de principios y recursos especiales para salvar diferentes limitaciones en el usuario. Esto es indispensable para entablar toda comunicación, ya que todos somos diferentes en capacidades, por lo que incluso en la comunicación de masas ponemos atención a una cantidad de condicionantes.

“Tenemos que lograr incorporar la variable ‘accesibilidad’ desde la génesis de los procesos de producción, tanto en branding, como en todo tipo de comunicaciones. No es posible que a la fecha, releguemos a amplios sectores de personas que no pueden acceder a contenidos digitales. Esto implica exclusión de la educación, de la información, de la comunicación, de la participación en actividades de esparcimiento, de la autonomía para la propia gestión de necesidades, etc.  Todos somos diferentes, antes o después, jóvenes o ancianos, todos somos diversos”. (Cris Ladaga)

Construir esta marca, para un proyecto que ofrece la posibilidad de que muchos diseñadores (y profesionales de la comunicación que trabajan en entornos digitales) puedan expandir el potencial de alcance de la comunicación, fue una búsqueda de integración.

El juego se abre cuando prosumimos los contenidos de este proyecto (como alumnos, docentes o postulantes) y vamos completando la experiencia de percibir esta marca con los cinco sentidos.EARED es una marca visual, sonora, olfativa, táctil y gustativa. Salta todas las barreras de la accesibilidad.

Dimensión visual

La dimensión visual está compuesta por un logotipo (que se despliega en tres niveles: línea, puntos y unión) y una diversidad de isotipos realizados mediante la cita visual de la mitad superior de los caracteres del logotipo, que permiten un nuevo nivel de complejidad en el reconocimiento de los caracteres y exponen la necesidad de la referencia (ayuda) para su decodificación.

El juego comienza proponiendo al lector la experiencia de no poder leer inmediatamente los signos convencionales. Sentir la barrera al acceso de un mensaje o información. El juego continúa cuando el lector comienza a comprender el mensaje, después de haber logrado leer, es entonces cuando parece que todo está asimilado y (nos parezca estéticamente bonito o no) se ha logrado registrar un nombre, una sigla sin anclaje conceptual en nuestro código, además.

Según mi experiencia (recientemente avalada por estudios científicos) es necesario disponer algunos obstáculos en la legibilidad y/o en la comprensión de la imagen, para que esta se grabe en la memoria mediante un proceso que varía en función de la psiquis de cada usuario.

«Hablaremos de lo que se conoce como “dificultad deseable”. Janneke Blijlevens y Stephen Banham, profesores e investigadores del Real Instituto de Tecnología de Melbourne, junto a Jo Peryman, presidenta del Behavioural Business Lab de la RMIT, acaban de publicar un estudio que comprueba científicamente lo que algunos diseñadores sabíamos empíricamente: “Las obstrucciones menores en los procesos de lectura hacen que tu cerebro se involucre en procesos cognitivos más profundos. Así, gracias al diseño de la letra, experimentamos ese proceso de memorización sin darnos cuenta. El resultado es una retención mental mejorada”. “Las fuentes ‘típicas’ nos resultan muy familiares, por lo que les echamos un vistazo y no se crea rastro de memoria”.»

El logotipo se ha construido mediante el diseño de una fuente tipográfica modular que emplea como trama ortogonal la retícula de 2 x 4 puntos con que se componen los caracteres en las interfaces de teclado braille.

Dentro del proyecto de identidad se asume la paleta cromática oficial de la Universidad de Barcelona y su fuente institucional, de libre uso, de Google fonts, Merriweather diseñada por Sorkin Type.

Dimensión auditiva

Aquí la marca auditiva es lo que en música se denomina “motivo” musical y ha sido diseñado con la premisa de reproducir un rasgo identitario distintivo.

Originalmente dispuse las cinco notas que lo componen realizando una traducción literal de las siglas de la marca a la notación musical anglosajona (según la cual A es LA, B es SI, C es DO, D es RE, E es MI, F es FA y G es SOL) y acepté la letra R como un RE una octava más grave.

Con estas notas comenzó el trabajo de Gustavo Díaz, la composición de esta marca sonora, este motivo distintivo e identitario.  Gustavo es bioquímico de profesión, pero músico de alma. Desde muy joven compone, interpreta y vive la música con pasión. Con mucha seguridad y oficio, el músico logró el resultado buscado al primer intento, dedicando interés a la armonización y al posterior desarrollo de esta marca en diversas aplicaciones y entornos musicales.

Marca sonora de EARED
Posibles aplicaciones de la marca

“Ante el desafío de componer una breve melodía limitándome al uso de cinco notas dadas, primero probé darle distintos valores de tiempo e intensidad a cada nota hasta dar con un motivo posible. En principio noté que los motivos probados terminaban en una nota abierta que no me permitía cerrar un bucle sonoro, una unidad que pueda repetirse. Busqué entonces una solución por el lado armónico, encontrar la serie de acordes en los que el motivo pudiese encajar y quedar cerrado. la opción fue una serie de acordes donde las notas del tema no son las principales de cada acorde, por lo que se sienten flotando en el entorno armónico y lo único firme y si cierra, es esa serie de acordes.

Luego generé un segundo tema basado en invertir las distancias entre una nota y la siguiente, pero manteniendo las figuras del original. Eso le dio una variación para evitar la monotonía de la repetición constante.

En principio, compuse la melodía en el piano, pero luego me pareció interesante ponerle un timbre sintetizado pero con ondas límpidas.” (Gustavo Díaz)

Dimensión olfativa

La dimensión olfativa implica uno de los retos más interesantes del proceso, porque es un tema del que todos intuimos una importancia mayor al conocimiento que se tiene del potencial de este sentido y su influencia en los procesos de percepción del entorno y en la memoria emocional.

En la búsqueda de un perfumista que pudiera comprender los objetivos y premisas de este proyecto en particular he dado con Sandra Iruela, bioquímica con extensa experiencia como Perfumista, Formadora en perfumería, Consultora en diseño de fragancias y Experta en marketing olfativo sensorial. Aquí comenzó un aprendizaje inusual y sorprendente.

Actualmente estamos trabajando junto a Sandra Iruela en el proceso mediante el cual ella creará la marca olfativa de Eared.

Muy pronto se aplicará la fragancia Eared en formato perfume.

Dimensión táctil

Para crear una marca que transmita la accesibilidad en un soporte intangible (como lo son las pantallas) decidí poner el foco en la síntesis conceptual de la accesibilidad en red, buscando producir la sensación psicológica de interconexión con “el otro”. En primer instancia (tan prioritaria que inconsciente) la ontología de toda la comunicación es el contacto entre las partes, finalmente humanas. La accesibilidad debe permitir este contacto superando las limitaciones y las diferencias en las capacidades.

Para eso he relevado técnicas para la reproducción de textura y temperatura, con las que se produzcan objetos de comunicación físicos con diferentes fines. Por ejemplo, se está evaluando la realización de piezas especiales (tipo sello de acreditación) para los graduados, como también premio a la excelencia de proyectos educativos accesibles (y producidos de acuerdo a la legislación vigente).

La dimensión táctil está diseñada como una experiencia que incluye tres estímulos al sentido del tacto, accesibles también para no videntes:

  1. Una textura dada por el papel utilizado.
  2. Una temperatura que transmite calidez.
  3. Una palabra (ENTRA) escrita en braille que acompaña al logotipo gráfico.

Por razones obvias, la dimensión táctil  (como la olfativa y gustativa) no se presenta en superficies digitales sino, únicamente, en formatos físicos. Y son estas instancias de estímulo sensorial “presente” las que producen un acercamiento en la comunidad (docentes y alumnos) en la distancia de la modalidad educativa. Sin embargo, plantear una marca multisensorial admite todas las posibilidades de aplicación que se vayan presentando (libros, dossiers, objetos multimodales) y la oportunidad de ser percibidos –y reconocidos– con todos los sentidos. 

Dimensión gustativa

EARED es umami うま味 porque es un sabor distinto de lo “normal” y sin embargo lo sentimos todos. Porque es una operación (con la simpleza de la buena voluntad) para crear un nuevo sabor en alguien, al concederle el acceso a la educación.

El primer encuentro de los humanos con el sabor umami es al probar la leche materna (1).

Estamos trabajando con Sandra Iruela en el desarrollo de un sabor que se agregará a la caja marcaria completando la experiencia de identidad multisensorial.


Puedes ver puestas en práctica por su equipo docente las aplicaciones de marca gráfica y auditiva en el canal de YouTube de EARED.

Hazte mecenas con un click y recibe 6 libros editados por Felipe Ibáñez, cada 12 meses en tu domicilio. Además de otras valiosas recompensas y accesos exclusivos.