A comienzos de 2020 la compañía de teatro noruega “Det Nye Teateret” establece su primer teatro en la ciudad de Trondheim, situada donde el río Nidelva («río Nid») confluye con el Trondheimsfjorden.

Felipe Ibáñez es invitado a concursar (junto a dos de los más prestigiosos estudios de diseño de Noruega) el diseño de su nuevo logotipo, mientras sus directores adquirían una gran nave industrial que pronto convertirían en un teatro de vanguardia.

El teatro que crea y produce esta compañía es irreverente y burlón, dentro del género musical, con temáticas que abordan la historia y las tradiciones noruegas desde una estética de cabaret.

El proyecto que presentó Felipe Ibáñez fue seleccionado por unanimidad.

Un logotipo basado en una familia tipográfica modular compuesta por puntos que se convierten en todo tipo de elementos. Principalmente, en lamparillas de marquesina, típicas en los teatros de Broadway.

Cuando la compañía se disponía a iniciar las obras de instalación del teatro, basadas en una pensada planificación, el Covid cambia las reglas del juego y clausura todas las programaciones teatrales del mundo. En ese marco, la compañía decide innovar.

De inmediato se crea un nuevo concepto. Una nueva forma (en el momento) de hacer teatro online. Y destinan toda la inversión a la construcción de una inmensa escenografía que el reducido público presencial puede recorrer, pero que está dotada de cámaras que forman parte de la puesta en escena. Esto les permite inaugurar un teatro en plena pandemia y más aún, tener éxito.

El éxito afianza de inmediato la marca y la compañía solicita al diseñador el diseño de una fuente tipográfica completa que puedan utilizar para sus carteleras, titulares y otros usos que refuercen su identidad en todos los medios.

Así, Felipe Ibáñez, diseña la fuente DET NYE TEATERET, que se puede ver en este video.

Hazte mecenas con un click y recibe 6 libros editados por Felipe Ibáñez, cada 12 meses en tu domicilio. Además de otras valiosas recompensas y accesos exclusivos.